Dos gatos en la misma casa

Dos gatos en la misma casa
Cuando tenemos un gato en casa y queremos introducir otro, antes que nada debemos saber que es un proceso complejo, que no se hace de un día para otro. Los gatos, son animales de costumbres y hay que tenerlas en cuenta para que la convivencia entre ambos felinos, sea lo más agradable posible.  Además de ello, es importante contar con espacio suficiente para que los dos gatos convivan: zonas independientes, areneros diferentes, no utilizar el mismo comedero, ni bebedero. 

Antes de que se vean, se aconseja proporcionarles a los gatos juguetes o algún objeto del otro gato, para que se vayan familiarizando con el olor. 

Los primeros días, también es importante que cada gato cuente con su propio espacio, por eso decíamos que a la hora de tomar la decisión es vital tener en cuenta si tenemos suficiente espacio como para que cada animal esté en una habitación.

El hecho de que estén en habitaciones separadas, les va a permitir escucharse e ir oliéndose en la distancia, poco a poco. De esta manera, se evita el estrés que supone el verse nada más llegar a casa.

Los primeros días, serán estupendos para que nosotros sepamos más sobre el nuevo miembro de la familia. Conoceremos su carácter y su forma de relacionarse. Deberemos prestarle atención, mimos, jugar con el etc. Pero cuidado, también tenemos que hacerlo con el gato que hasta ahora estaba en casa. Es imprescindible dedicarles tiempo por separado los primeros días..

El momento de la presentación será cuando ambos gatos estén más tranquilos. Suele aconsejarse hacer este tipo de encuentros durante un tiempo reducido varios días.Nunca les obligaremos a acercarse y el primer contacto será en transportines. El nuevo gato, estará en un trasportín en una zona de la casa y el otro, se irá acercando. Como hemos dicho, sin forzar.

Si el gato que tenemos en casa es un macho sin castrar, no será muy buena idea introducir otro macho, por cuestiones de rivalidad. Lo gatos son territoriales y la presencia de otro gato, puede hacerles sentirse amenazados. En caso de querer juntar a dos machos, lo más aconsejable es que ambos estén castrados.
Lo más adecuado suele ser introducir al segundo gato en la familia cuando aún es cachorro.

El día que los juntemos a ambos para compartir los mismos espacios de la casa, no les dejaremos solos. Deben estar controlados en todo momento por nosotros.
Por último, cabe destacar que será en gran parte nuestra actitud hacia a ellos la que también determi

Por último, cabe destacar que será en gran parte nuestra actitud hacia a ellos la que también determine su relación. Siempre tendremos que procurar que las caricias, juegos y mimos que hagamos con uno, debemos hacer con el otro.

Deja una respuesta

* Nombre:
* E-mail: (No publicado)
   Sitio web: (URL del sitio conhttp://)
* Comentario:
Escriba el código