El tercer parpado de los perros

El tercer parpado de los perros

Si os decimos que vamos a hablar del tercer parpado, ¿os suena? Quizás si…o puede que no, ya que es un órgano del cuerpo que nosotros los humanos no tenemos y puede que por eso lo desconozcamos. En cambio, es un organo que tiene un papel fundamental en los perros y gatos. 

El tercer parpado o membrana nictitante, es una membrana de tejido conjuntivo ubicado junto a la córnea. No tiene músculos, pelo u otra cobertura y actúa cuando el ojo se siente en peligro. Generalmente no es visible pero si el animal está enfermo o el ojo se ve en peligro ante algún factor extraño, se activa. 

Por ejemplo, cuando hay conjuntivitis, deshidratación o algún cuerpo extraño. Por lo tanto, podría decirse que el tercer párpado presenta varias ventajas: protección, eliminación de cuerpos extraños, prevención de lesiones del ojo y aportación de hidratación.

No suele estar a la vista, pero hay veces que el tercer parpado sale; es una especie de película blanca o rosa que cubre el ojo. Lo normal cuando sale es que el solo vuelva a su sitio, no inmediatamente pero si en el transcurso de las horas. En otras ocasiones en cambio, sale y no vuelve a su sitio. Esto se conoce como prolapso. El prolapso puede darse por sequedad, debilidad o hereditario. También hay razas propensas a sufrirlo frecuentemente. Razas como como el bóxer, el bulldog inglés, el chihuaha, mastín…

En caso de que notemos que el tercer papado está visible y no vuelve a su sitio, se aconseja acudir al veterinario para que pueda analizar el ojo de nuestro perro o gato.

Deja una respuesta

* Nombre:
* E-mail: (No publicado)
   Sitio web: (URL del sitio conhttp://)
* Comentario:
Escriba el código