Enfermedades dentales en gatos

Enfermedades dentales en gatos
La dentadura es mucho más que algo que debe ser bonito. La dentadura no sólo es una cosa física sino que es de vital importancia que se encuentre fuerte y sana. Al igual que pasa en las personas, la higiene bucal también es imprescindible en los animales. En el caso de nuestra mascota, somos nosotros quienes nos tenemos que encargar diariamente de ella, para que no presente problemas bucales o al menos poder prevenirlos en la medida de lo posible.

Los gatos, pueden presentar los siguientes problemas de salud bucal:

Sarro: El sarro en los gatos, es el mismo que se da en las personas. Una capa dura de color marrón amarillento que se forma entre las encías y los dientes. El sarro es la unión de los restos de alimentos, la placa bacteriana y las sales minerales concentradas en la saliva.
Para la prevención del sarro, es fundamental un buen cepillado en la boca de nuestro gato. Si no ponemos remedio, el sarro se va acumulando y como consecuencia las encías se inflamarán. Si nuestra mascota presenta gran acumulación de sarro, habrá que acudir al veterinario para que pueda valorar y realizar una limpieza bucal en caso de ser necesaria. La acumulación del sarro, puede provocar múltiples problemas bucales, que pueden ir desde las infecciones a la caída de los dientes afectados.

Gingivitis: Es la inflamación y el sangrado de las encías. Se da como consecuencia de una infección bacteriana. Generalmente provocada por restos de alimentos que se quedan entre los dientes. También pueden ser consecuencia de una infección, alimentación inadecuada etc.
Es muy importante poder detectarla a tiempo para ponerle solución en la mayor brevedad posible.
Algunos síntomas nos indicarán que algo está padeciendo nuestro gato. Generalmente la gengivitis comienza con la leve hinchazón de las encías. Éstas se inflaman y adoptan un color rojizo. Otros síntomas: dolor a la hora de comer, sangrado bucal, maullidos constantes…
Si notamos alguno de estos síntomas o notamos que a nuestro gato le pasa algo, acudiremos al veterinario.

Resorción: 
Una patología que se da en más de la mitad de los gatos adultos. La resorción provoca la inflamación de los tejidos dentales. Como consecuencia, la raíz se va deteriorando llegando a sufrir la caída de los dientes.
Uno de los síntomas para detectarlo, es que el gato tiene bastantes babas además de no querer comer, porque le duele la boca.

Para prevenir las patologías mencionadas, la clave está en tener una rutina diaria o casi diaria de higiene bucal. Como ocurre con los humanos, lo más importante es acostumbrarse a limpiar los dientes de nuestra mascota manera diaria.  De esta manera podremos prevenir futuros problemas bucales.

Aconsejamos introducir esta rutina en la vida de nuestro gato desde que es pequeño. Así se irá acostumbrando a la manipulación y a que le toquemos la boca.

La limpieza bucal de nuestra mascota, se debe realizara con un pequeño cepillo y una pasta dentífrica especialmente indicada para ellos. El control rutinario del veterinario, también ayudará a tener controlada la salud y la higiene de nuestro gato.
Como complemento a los cepillados, hay snack dentales que ayudan en la limpieza bucal de nuestro gato. También pueden ayudarnos productos que se mezclan con su comida como las algas de Plaque Off, que empiezan a dar resultados a las ocho de semanas. Y productos que se aplican en el agua 

Deja una respuesta

* Nombre:
* E-mail: (No publicado)
   Sitio web: (URL del sitio conhttp://)
* Comentario:
Escriba el código