Los gatos y las ventanas

Los gatos y las ventanas
Las ventanas son un gran peligro para los gatos. Los gatos son amantes de estar posados en las ventanas durante horas. Un pequeño descuido, una distracción, una tentación como ver algo pasar y querer ir a por ello, hacen que los gatos puedan sufrir caídas. Estos accidentes son mucho más comunes de lo que parecen pudiendo a llegar causar la muerte del animal por el impacto (dependiendo la altura) o graves roturas de alguna o varias parte del cuerpo, lesiones internas etc.

Es por esta razón, que si tenemos un gato en casa tenemos que tener especial cuidado con dejar las ventanas o el balcón abierto. Si nuestro gato es cachorro (menos de un año) nuestra atención y cuidado tiene que multiplicarse. Y es que, los gatitos son los que más padecen estas caídas sobre todo en época de primavera y verano, que es cuando las ventanas de las casas suelen estar abiertas durante largos periodos de tiempo.
Esto también se conoce como en síndrome del gato volador.

¿Cómo proteger a los gatos de las ventanas?

Os vamos a dar unos consejos, que teniéndolos en cuenta ayudarán a reducir considerablemente el peligro de las ventanas.

Si abrimos la ventana para airear o para que nos entre un poco de calor, lo mejor será que en ese momento el gato no se encuentre en ese espacio de la casa.  Aconsejamos sacarle de ese espacio y cerrar la puerta del mismo para que no pueda entrar ahí. Mientras tanto, tiene el resto de habitaciones de la casa.

Si en el espacio que está siempre nuestro gato hay una ventana y no hay más opción que abrirla cuando el está, habrá que colocar una red para que proteja el hueco que queda.  Claro que no sirve cualquier red. Sino redes especializadas para ventanas y para proteger correctamente al gato.

Otra opción suele ser poner unos topes en la ventana que permite que ésta solo tenga cierto recorrido y solamente se abra un poco.

Antes de irnos de casa, es importante revisar que todas las ventanas quedan cerradas. Incluso en aquellas que se ha colocado la red. En estos casos siempre es mejor estar vigilando al animal.

Si nuestro gato se cae desde la ventana, inmediatamente habrá que acudir al veterinario para que puedan atenderle. Si un veterinario actúa con rapidez, la probabilidad de que nuestro gato se salve y todo quede en un (gran) susto es bastante alta.

¡Hay que proteger a los gatos de las ventanas abiertas!

Deja una respuesta

* Nombre:
* E-mail: (No publicado)
   Sitio web: (URL del sitio conhttp://)
* Comentario:
Escriba el código