Consejos para pasear en bici con perro

Consejos para pasear en bici con perro
Hacer deporte en compañía de tu perro, es una experiencia muy divertida y saludable. Os dábamos unos consejos de cómo correr con vuestro perro. En cambio, si sois más de coger la bici y realizar diferentes rutas, también podéis hacerlo acompañados de vuestro perro.

Salir a andar en bici con nuestro perro, no es algo que podamos hacer de un día para otro. Antes de nada, tenemos que tener el material adecuado de sujeción para nuestro perro. Recordad que la seguridad siempre es lo primero. Además, el perro tiene que ir acostumbrándose poco a poco a realizar esta actividad, a coger el ritmo adecuado para poder ir a nuestra par. Ni por delante ni por detrás de nosotros.

Pero vayamos por orden.

Una bicicleta, muchas veces resulta ser un objeto extraño para los perros. Por lo tanto, es muy importante que empiece familiarizándose con ella. Se acerque, la huela, esté cerca de ella…para que lo vea como un objeto más.

Cuando nuestro perro pueda compartir espacio son la bicicleta sin asustarse, saldremos a la calle con la bicicleta y nuestro perro. Pero no nos montaremos en ella. Nos limitaremos a pasear en la mano con la bici y con nuestro perro, con el fin de que pueda ir caminando cerca y a la par de ella.

Una vez hecho esto, lo siguiente será empezar a hacer pequeños paseos con nuestro perro. Muy importante: antes de comenzar la aventura, nuestro perro debe tener tiempo para hacer sus necesidades.

Cuando estemos listos, empezará el paseo.  Recomendamos que sean cortos y que el ritmo sea lento, para que pueda seguirnos. Este ritmo también nos permitirá que el perro comience a entender que cuando giramos, él también tiene que hacerlo. Lo mismo que cuando paramos, él tiene que pararse también. Con paciencia, se lo iremos enseñando. A medida que vaya aprendiendo, el ritmo y las rutas pueden ir aumentando.

MIENTRAS PEDALEAMOS
  • El perro siempre tiene que ir a nuestra derecha, así le protegemos del tráfico.
  • Hay que llevar agua para poder ofrecerle al perro. Se aconseja realizar paradas para poder descansar un poco y ofrecerle agua.
  • Para que el perro mantenga la distancia de seguridad con nosotros y además vaya bien sujeto, hay que añadir a  la bicicleta un soporte  que permite que engachemos al perro de su arnés al soporte de hierro.
  • Siempre es mejor ir por calles o sitios anchos que estrechos. Y recordad siempre, cada perro tiene un ritmo y tenemos que conocer cuáles son las capacidades del nuestro y hasta dónde puede llegar, nunca le forzaremos.
¡A disfrutar!

Deja una respuesta

* Nombre:
* E-mail: (No publicado)
   Sitio web: (URL del sitio conhttp://)
* Comentario:
Escriba el código