Mi perro se escapa

Mi perro se escapa
Alguna vez en la vida, a los dueños de los perros, su perro se le ha escapado. En ocasiones, suele ser algo que se dé muy de vez en cuando, otras en casos puntuales y los hay que son escapistas día sí y día también.

Un estruendo, el miedo, la presencia de otros perros, una hembra en celo o una mala educación pueden ser alguna de las razones por las que nuestro perro puede escaparse. Y algo tenemos que saber, y es que en todas ellas, con trabajo, hay solución.

Lo primero que hay que hacer, es analizar la situación para poder saber y conocer la causa que le lleva a escaparse.

Ruidos: con los ruidos suele pasar, que su cuando era cachorro o a raíz de una experiencia mala se le haya quedado grabado un fuerte ruido, y cuando lo vuelve a escuchar le entre miedo y se escape de ahí. 

Hembras en celo: si hay alguna hembra en celo cerca, es muy habitual que los machos no castrados se escapen en busca de ella guiados por su olor característico.  La solución a este problema, sería la castración que además de evitar problemas  de conducta, evitaríamos también problemas de salud como problemas de próstata. En el caso  de la hembra, les evitamos embarazos psicológicos, problemas en las mamas y ovarios etc.

Educación incorrecta: que el perro se escape puede responder también a un problema de desobediencia. Esto puede deberse a una educación incorrecta. Desde pequeños, hay que enseñarles que los líderes somos nosotros, y normas básica. Entre ellas, una que es totalmente imprescindible, es que acuda a la llamada.Durante el período de aprendizaje, tendremos paciencia y sobre todo, recordad que para que aprendan, es mucho mejor enseñarles a base de refuerzo positivo. Premiar cuando lo hagan bien, en vez de reñir cada vez que lo hagan mal.

Otra razón por la que puede escaparse es por el olor a comida En estos casos, habría que realizar un gran trabajo de entrenamiento para que el perro no responda escapándose cuando huela a comida.

El aburrimiento es otro factor que a veces hace que los perros se escapen. Para hacerle frente a este problema, la solución es sencilla: mínimo hay que darle un paseo largo al perro para que desfogue toda su energía y al volver a casa se quede tranquilo. También es importante jugar con él para mantener ese vínculo y que el sienta que interactuamos.

Cuando nuestro perro se escapa, hay que mantener la calma. Lo primero que nos sale es salir corriendo detrás de él, como si de una persecución se tratase pero el efecto que conseguimos es totalmente contrario. Cuando el perro nos ve correr, él corre más.  Puede pensar que estamos jugando con ellos.  Tampoco debemos reñirle cuando vuelva, ya que le perro estará asociando que le estás riñendo al momento de volver, y no lo entenderá.

Es importante tener al  perro con el chip obligatorio y llevarlo con alguna chapa indentificativa con nuestro número de contacto. Todo para facilitar la búsqueda en caso de que se haya perdido y alguien lo encuentre.

Si tu perro sigue teniendo estos comportamientos, hay muchos profesionales de conducta animal que pueden ayudarte.

Deja una respuesta

* Nombre:
* E-mail: (No publicado)
   Sitio web: (URL del sitio conhttp://)
* Comentario:
Escriba el código