Puedo darle huesos a mi perro

Puedo darle huesos a mi perro
Seguro que muchos de vosotros alguna vez habéis escuchado la de veces que  antes se les daban huesos o restos de comida humana a los perros y que nunca les ha pasado nada. En consecuencia muchas veces, algunos dueños de perro se siguen preguntando si es bueno darle huesos a nuestra mascota.  

Lo cierto, es que  hay que tener cuidado. Antes de volver a dárselo, tienes que saber que es un peligro y es mejor evitarlo.

El principal problema de los huesos, es que éstos al ser mordidos pueden astillarse causando un grave problema en la salud del animal.

Por ejemplo, los  huesos de pollo o conejo, no son nada recomendables. Son muy pequeños, que además de que se le pueden astillar, se puede romper y provocarles un atragantamiento. Los huesos cocidos, tampoco son nada recomendables por su facilidad de partirse.  Esto es muy peligroso ya que puede provocar una perforación u obstrucción intestinal.

¿Y qué ocurre en la dieta BARF?

La dieta barf, entre otros alimentos, está compuesta por un 60-80% de huesos. Pero son crudos. Proporcionar al perro huesos crudos no es tan peligroso como cuando se les da huesos cocinados. No obstante, siempre que los coma, hay que estar vigilándole.

Los huesos cuando son cocinados pueden perder el agua y el colágeno, lo que hace que tengan mayor facilidad de romperse y astillarse.

Los huesos crudos (a poder ser un poco blandos) que están rodeados de carne, se van ablandando a medida que el perro muerde, y junto con la carne es algo que el perro puede tragar sin problema. Pero como hemos indicado, se aconseja vigilar al perro siempre que esté comiendo algún hueso. 

Por lo que, podemos decir que si ofrecemeos a nuestro perro un hueso crudo y carnoso no presenta el peligro de un hueso cocinado. Además de esto, se aconseja que  le hueso sea acorde al tamaño del perro de manera que no pueda tragarselo de una. Es decir, a un perro maxi, no le daremos un hueso mini que se lo pueda comer en un bocado. 

Si tenéis dudas y no os termináis de atrever a darle a vuestro perro un hueso, siempre podéis recurrir a los huesos recreativos que son mucho mas seguros. Pueden pasarse horas mordiendolo, ejercitan la mandíbula y les ayuda a deshacer el sarro. 

Deja una respuesta

* Nombre:
* E-mail: (No publicado)
   Sitio web: (URL del sitio conhttp://)
* Comentario:
Escriba el código