Leishmaniosis canina

En:

La leishmaniosis canina es una enfermedad transmitida por las hembras de los parásitos flebótomos. Conoce los síntomas de la leishmaniosis canina y como evitarla.

La primavera y los parásitos ya están aquí. Como todos los años os solemos recodar, es imprescindible proteger a vuestra mascota con el antiparasitario que mejor se adapte a él,  collar o pipeta. 

Hoy os hablamos de la leishmaniosis canina. Lo mas seguro es que cuando se acercan estas fechas escuchais mucho hablar sobre ella, pero ¿realmente sabeis lo que es la leishmaniosis?

Los flebótomos son los responsables de transmitir la leishmaniosis canina. A este parásito tan peligroso le gusta vivir en las zonas cálidas y secas. En estas zonas, el riesgo se puede dar durante todo el año, en las demás zonas la época de mayor riesgo se da en primavera y el verano.

Los flebótomos son parásitos minúsculos (tienen entre 2-3 mm de longitud). Su color es amarillo y su cuerpo está cubierto con muchos pelos. Cuando mas le gusta actuar es hacia al atardecer. Y como curiosidad diremos que solamente las hembras son las transmisoras de la enfermedad ya que son las que se alimentan de sangre.

El contagio de la leishmaniosis únicamente se da si el perro sufre la picadura del mosquito flebótomo. Por lo que, si un perro está contagiado, no podrá contagiarle a otro. La transmisión comienza cuando una hembra de flebotomo pica a un animal ya infectado. Después ira poco a poco con cada nueva picadura transmitiendo la enfermedad. 

¿Cómo sé si a mi perro tiene leishmaniosis?

Una lesión en la zona de la picadura será la primera señal que puede indicarnos que a nuestro perro le ha picado el flebótomo.  Además de esto, el perro puede presentar los síntomas que a continuación os vamos a dejar.
Perdida de apetito y perdida de peso.
Diarrea.
Vómitos.
Heridas en la piel.
Despigmentación epidérmica.
Hemorragias (principalmente nasales).
Crecimiento excesivo de las uñas.

A la  mínima que detectemos uno de estos  u otro síntomas al perro, acudir al veterinario ya que los síntomas no tienen por qué aparecer de manera inmediata tras haber sufrido la picadura.  Es muy importante poder tratarla a tiempo  ya que aunque se trata de una enfermedad crónica, el tiempo dará margen de que el tratamiento comience a hacer efecto y ayudar en el día a día a tu peludo
¿Qué hacer para prevenir la leishmaniasis canina?

Como dueños, en nuestra mano está tomar todas las medidas necesarias para proteger a nuestro perro contra la picadura del flebótomo. Algunos consejos para evitar la leishmaniosis canina:
- Utiliza collares y pipetas antiparasitarias.
- Evita los paseos nocturnos durante esta época ya que es cuando estos mosquitos mas actividad tienen.
- Instala mosquiteras en casa.
 
Aunque casi siempre se habla de la leishmaniosos canina, los gatos también puede sufrirla. Es cierto que la cantidad de gatos que lo sufren es mucho menor que los perros. Entre el 5% y 15% de los perros en España son diagnosticados de leishmaniosis.

Es importante conocer que hay dos tipos de leishmaniosos:

1. Leishmaniosis cutánea, afecta directamente a la piel. Provoca lesiones en la piel, ojos, mucosas. Aparecen nódulos en la zona de la cabeza y en las almohadillas, heridas ulcerativas con costra, lesiones oculares.
2. Leishmaniosis visceral: ésta es la forma más grave de la enfermedad, pero es muy poco común en gatos, en cambio en perros es muy frecuente. Este tipo de leishmaniosis afecta da la siguiente manera:  Pérdida de peso severa, diarrea, vómitos, fiebre etc.

Para saber si nuestra mascota sufre leishmaniosis, la única manera de saberlo al cien por cien es con las pruebas que se realizan en el veterinario. Generalmente suelen hacer una analítica de sangre, y además pueden realizar alguna de las siguientes pruebas:

-Citologías o biopsias: de las lesiones cutáneas para detectar la presencia celular de Leishmania.
-PCR (polymerase chain reaction): para comprobar la existencia de proteínas de Leishmania en sangre y tejidos.
 
Además de protegerles con los productos antiparasitarios necesarios, es importante acudir al veterinario a realizar las rutinas periodicas que le correspondan a nuestra mascota. En estas rutinas, con el chequeo completo que el veterinario suele hacer a nuestro peludo, pueden detectarse muchas enfermedades o patologías a tiempo.

Comentarios

Sin comentarios en este momento!

Deje su comentario

Domingo Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes Sábado Enero Febrero Marzo Abril Mayo Junio Julio Agosto Septiembre Octubre Noviembre Diciembre
  • Registro

Nuevo registro de cuenta

¿Ya tienes una cuenta?
Iniciar sesión o Restablecer la contraseña